Fobia a los petardos

    Ahora que llegan ya los petardos y muchos nos preguntáis si se puede hacer algo, os recomendamos unas series de pautas para hacer que nuestros amigos se sientan más tranquilos:

    La primera norma es no castigar ni reñir al perro o gato. Esto hará que todavía se ponga más nervioso cada vez que tenga que afrontar de nuevo esa situación. Tampoco es conveniente premiar el miedo. Es decir, no abrazar o acariciar si siente miedo, pues reforzamos la sensación de que hay un peligro. Entonces que hacemos? Lo mejor es ignorar dicho comportamiento, ni premiarlo ni castigarlo.

    Podemos también poner una música tranquila,  no necesariamente alta, que enmascare los ruidos; crear a nuestro amigo una zona confortable en la que él se sienta seguro, donde le pongamos comida, premios, juguetes, etc… que le haga de refugio. Si además esta zona está alejada de la calle, conseguiremos que el ruido sea menor. Intentaremos pasar tiempo allí con él e interactuar para que no se sienta arrinconado e idealmente jugaremos cuando haya ruido intentando desviar su atención y que poco a poco se vaya familiarizando con los ruidos. En esta zona podemos usar unos difusores que llevan hormona apaciguadora y que harán que nuestra mascota esté más tranquila. Por supuesto el acceso a esta zona debe de estar completamente accesible todo el rato, para que pueda refugiarse cuando quiera.

    También podemos usar componentes naturales que ayudan a las mascotas a estar más tranquilas frente a este tipo de situaciones bien en forma de alimentos dentro del pienso bien en forma de comprimidos. Estos últimos van muy bien si no podemos preveer la situación con anterioridad. Se administran dos horas antes de salir a la calle y con ello reduciremos considerablemente el miedo a los petardos.

    En fin, esperamos haberos sido de ayuda. Como siempre ante cualquier dudad no dudéis en contactar con nosotros.

    adaptil